OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El pasado mes de en enero estuve charlando en Washington con algunos editores gráficos y me hablaron entusiasmados de una colección de libros que contienen una recopilación de imágenes tomadas a lo largo de 125 años por fotógrafos de la National Geographic Society.

La novedad era que, por una vez, ellos no habían sido los encargados de hacer la selección. La prestigiosa editorial Taschen –especializada en publicar obras de arte, en ocasiones para coleccionistas bibliófilos- envió a sus propios editores para que, sumergidos durante meses en los archivos de la sociedad geográfica, eligieran sin ningún tipo de presión las fotografías más adecuadas. A sus colegas americanos les gustó el reto y más de uno me confesó que estaba ahorrando para comprarlos. La gran mayoría de las elegidas eran desconocidas para el gran público.

taschen_tradec

El resultado han sido tres volúmenes que pesan en total diecinueve kilos y permiten contemplar algunas de las mejores imágenes de National Geographic… ¡a un tamaño de 40×60 cm! Fotógrafos de todos los tiempos como James Natchwey, Steve Mc Curry, David Alan Harvey, George Rodger, Bruce Dale, William Albert Allard, Frans Lanting, James P. Blair, muestran en estas páginas cómo ha cambiado el mundo en los últimos ciento veinticinco años, desde Tombuctú hasta Tuvalu, pasando por La Cibeles y la Sagrada Familia. ¡Ahí es na!

Esta “Vuelta al Mundo” es una edición para coleccionistas. Una iniciativa que Taschen ha experimentado, por ejemplo, con autores como Helmunt Newton y su libro SUMO  o con Annie Leibovitz.  Si alguien se puede permitir este capricho, lo disfrutará por muchos años. Pies de fotos detallados, anécdotas, aventuras, biografías de los fotógrafos y, sobretodo, una impresión impecable, justifica el precio de una colección con los estándares de un artículo de lujo. Más que un gasto hay que verlo como una inversión.

FV-234D-IMG_0783

Evocadoras imágenes, desde blanco y negro hasta autochromos (como el de la mujer lagarterana que me mostró Bill Bonner, responsable de los archivos de National Geographic y que también aparece en la colección) junto a preciosistas Kodachrome o los más recientes registros digitales, aparecen recopiladas en este compendio de visiones románticas, fauna salvaje y arriesgados reportajes. Uno de ellos, todavía en marcha, le supuso el World Press Photo 2014 a John Stanmeyer.

Vale la pena ahorrar para permitirse este lujo. Los grandes libros de fotografía son una manera indiscutible de aprender a fotografiar el mundo y de entender mejor otras culturas. Al final, casi todo lo que sé, lo aprendí admirando una y otra vez el trabajo de los que ahoran son mis colegas. Veo cada una de esas imágenes y reconozco la magia de las generaciones que me precedieron. Y confío que nuestros hijos, y los hijos de nuestros hijos, sientan la misma fascinación que produce contemplar esos instantes mágicos de un planeta apasionante.

http://www.edicioncoleccionista.com/national-geographic-la-vuelta-al-mundo-en-125-anos/

xl_national_geographic_vol1_3_es_1403121605_id_794662