No he estado nunca en Japón pero se trata de una civilización que me merece una venerable admiración. No solo tengo unas referencias magníficas de su disciplina –lo demostraron claramente durante el tsunami y la catástrofe nuclear del pasado año- sino también de su sensibilidad, su amor al arte y su profundo sentido de la comunidad, de la familia y del trabajo. Gracias a ellos Nikon, Canon, Fuji, Asahi, Sony, etc. son palabras queridas por los fotógrafos.

Dicho esto… ¿alguien me puede explicar por qué estas personas tan inteligentes posan indefectiblemente delante de todos los monumentos haciendo una “V” con los dedos? ¿Qué victoria celebran? ¿Qué están frente al Coliseo? ¿Qué les pillará un toro en San Fermín…?

Detecté una nueva tendencia en la Fontana de Trevi, observando a una pareja que modelaba un corazón con los dedos. Un toque naif para nuestra mirada occidental pero, sin duda, todo un avance con respecto a la “V”.

Yo, personalmente, prefiero las fotos espontáneas de japoneses. Como la de esta muchacha imbuida en sus pensamientos en el Museo Palatino… no quiero imaginar qué pose hubiera improvisado si le llego a pedir permiso para tomar la foto…