UNA ILUSIÓN QUE SUPERA LAS ESPECTATIVAS MÁS OPTIMISTAS

Kathy Moran y José Benito Ruiz a su derecha

La mujer rubia de la fotografía es, ni más ni menos, que Kathy Moran, editora responsable de los temas de naturaleza de la National Geographic Society, revisando los portafolios de algunos de los asistentes a FOTOGENIO. A la búsqueda de nuevos valores que puedan colaborar con la revista.

Así empecé a trabajar para el Geographic: mostrando sesenta diapositivas al entonces director de fotografía del magazine, Tom Kennedy, en VISA POUR L’IMAGE. Le gustó mi obra y me pidió que volviera al año siguiente, con el nuevo material que generara en ese periodo de tiempo. Así lo hice y, al tercer año, empecé a recibir mis primeros encargos. Algunos los podéis ver en mi blog de reportajes.

La conclusión es doble: conviene asistir a ese tipo de eventos y, sobretodo, es imprescindible ser constante.

FOTOGENIO es el resultado de la ilusión y el esfuerzo de unos aficionados de Mazarrón, cuyas cabezas visibles son Juan Sánchez y Daniel José Aragón. Con la colaboración del laureado fotógrafo de naturaleza José Benito Ruiz y varios esponsors han organizado un evento que, en cuatro años, pasó de una treintena de visitantes a 1.600 inscritos en esta edición.

Staffan Widstrand, manager del proyecto WILD WONDERS OF EUROPE que ha enviado a 57 fotógrafos a 102 expediciones a 44 países europeos para mostrar desconocidos enclaves naturales, mostró algunas de las mejores imágenes conseguidas.

Además dieron talleres y ponencias gratuitas, frente a unas mil personas, fotógrafos de la talla de Oriol Alemany, Hugo Rodríguez (indiscutibel triunfador de FOTOGENIO por su inestimable supervisión técnica), Fernando Ortega, José María Mellado, Isabel Díez, Jordi Clariana, Fernando Puche… entre otros docentes no tan conocidos para mí.

Por desgracia, en este país la cultura es especialmente efímera. Los organizadores no saben si el año que viene conseguirán la financiación necesaria para atender a los 2.500 fotógrafos profesionales y aficionados cuya asistencia se prevee, en caso de celebrarse. Son tiempos de crisis, pero vale la pena apostar por este tipo de eventos. ¡Ah! Y la comida y la hospitalidad levantinas… ¡fijaros qué paella!

Más información en http://www.fotogenio.net/